Cada vez es más habitual escuchar el término cord-cutters en noticias relacionadas con el sector de la televisión americana. Si no sabes lo que es, te vamos a explicar de dónde viene esta palabra y por qué se usa tanto últimamente.

¿Quiénes son los cord-cutters?  

El término se refiere a aquellas personas que, en EE.UU., están dejando de pagar sus suscripciones a la televisión por cable para pasar a consumir contenidos a través de Internet. El número de cord-cutters ha ido aumentando desde 2011 para convertirse, durante los dos últimos años y coincidiendo con el auge de las ofertas de contenidos audiovisuales a través de red, en una tendencia al alza. Servicios como Amazon, Hulu, iTunes o Netflix han contribuido al éxito de esta tendencia al ofrecer contenido bajo suscripciones más baratas y flexibles. En la actualidad, ya son más del 1% los espectadores norteamericanos que han dejado de pagar suscripción por cable.

Durante años, empresas como Comcast, Spectrum o Time Warner Cable han tenido los derechos exclusivos para ofrecer canales como AMC, FOX, History Channel… Pero esto ha cambiado y en la actualidad existen compañías como Direct TV Now, Sling TV o la reciente Youtube TV que ofrecen paquetes de canales por cable, pero en este caso a través de Internet. Y lo que es más interesante, a precios desde $20 al mes. Los espectadores pueden disfrutar del contenido de canales como ABC, FOX, NBC, FX, SyFY o The CW a través de Internet y con ventajas como la posibilidad de crear hasta 6 cuentas -con login propio y librería DVR personal. En España, la propuesta que más se parece a la de sitios como Youtube TV o Sling TV es la de beIN CONNECT. Un portal que ofrece fútbol y el contenido de canales como FOX, TCM o AXN a través de Internet.

Sin embargo, los que están haciendo que la televisión esté cambiando de forma radical  no son los cord-cutters, sino los cord-nevers. Los millennials, cuando se independizan, por lo general ya no contratan servicios de cable, directamente consumen contenidos a través de Internet. Este grupo es el que está provocando el cambio hacia la televisión del futuro. No piensan en la opción de tener cable en sus casas, a no ser que sean consumidores de eventos deportivos. Por lo general, no les interesa tener teléfono fijo. Lo que necesitan es tener banda ancha, pero no un paquete de canales cuyos contenidos no van a ver. Estos nuevos espectadores se inclinan más hacia opciones como Netlflix o Youtube y prefieren una programación no lineal para así decidir ellos cuándo ver sus series o programas preferidos.

Este 2017 va a ser un año como muchas cambios en el sector audiovisual y será crucial para empezar a ver la forma que tendrá la nueva televisión, la televisión del futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *